Haz tu pedido antes del jueves a las 13:00 h y lo recibirás en tu casa en 24 horas

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.

Marisco de temporada para consumir en verano

El marisco es un alimento con miles de propiedades que se puede consumir en cualquier época del año siempre y cuando se encuentre en un estado de conservación óptimo.

En temporadas de calor el consumo de este alimento se incrementa en gran medida sobre todo en las zonas costeras.

Así pues, en esta nueva entrada de nuestro blog te mostraremos aquellos mariscos de temporada para consumir en verano.

 

Los mejores mariscos para consumir en verano

    1. Gambas


      Son perfectas para acompañar en tus platos de ensalada o en frituras. Las gambas son un producto estrella en el verano. Además, su consumo es rico en proteínas, minerales y te proporciona diversas vitaminas que mejoran la salud del pelo y de las uñas.

 

Comprar online gamba blanca de Huelva fresca

 

    1. Bogavante


      Consumir este marisco en verano es todo un lujo debido a su potente sabor, además existen diversas recetas para cocinarlo, ya sea a la plancha, cocido o incorporarlo a la paella o al salpicón. Puedes pedir online el bogavante de OléMarisco, que tiene una carne con un sabor exquisito.

 

  1. Mejillones


    Idóneos para consumirlos como tapa en el centro de mesa con tus familiares o amigos un día de piscina o playa. Los mejillones aportan cientos de propiedades entre las que destacan su elevado contenido en vitamina A, B y C, además tienen propiedades antiinflamatorias debido al contenido de ácido graso omega 3.

Además de los mencionados anteriormente, podemos consumir marisco de forma segura en épocas de calor, teniendo en cuenta diversos factores como su conservación.

Lo más recomendable es que si no se va a consumir el marisco fresco el mismo día de comprarlo es mantenerlo en la nevera o congelarlo en el caso de que se vaya a consumir en un período de tiempo más largo.

 

¿Cómo saber si el marisco está en buen estado?

En el caso de los crustáceos, estarán frescos si la cabeza tiene un aspecto traslúcido y el caparazón es suave. En el caso de que estén cocidos debemos observar que el caparazón es rojo o rosado y no tiene manchas verdes o negras.

Si hablamos de los moluscos como las almejas o mejillones debemos de ver que se encuentran totalmente cerrados.

Por último, en los cefalópodos como el pulpo, calamar o sepia debemos tener en cuenta su color, este debe ser entre blanco y rosa pálido y su consistencia tiene que ser firme y estar húmedo y resbaladizo.

Por todo esto, en OléMarisco te recomendamos que compres nuestros mariscos ya que son de la máxima calidad y frescura.

 

¡Hasta la próxima Olémarisqueros!

Comparte este artículo:

Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

translation missing: es.general.search.loading