¡Envío GRATIS en 24h. a partir de 5 Kg! Pídelo de lunes a jueves antes de las 13:00

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.

Propiedades del marisco: Además de rico, saludable

A menudo nos quedamos con el intenso sabor del marisco, pero también es bueno recordar que es muy importante por su propiedades y su aportación nutricional. Y es que el marisco aporta vitaminas, proteínas y numerosos minerales esenciales para nuestro cuerpo. Desde Olémarisco queremos que sepas un poco más de lo mucho que esconden estos sabrosos frutos del mar.

 

Muy rico en proteínas

Los mariscos, en general, son alimentos ricos en proteínas y muy bajos en calorías. Además, contienen aminoácidos esenciales y, muy importante, en la proporción adecuada que nuestro organismo necesita.

Por su alto valor proteico, el marisco es un alimento saciante y son una alternativa muy válida para dietas en las que las proteínas sean parte esencial. Además, es un alimento de muy fácil digestión.

 

Vitaminas

Entre las propiedades del marisco están que contiene vitamina E con funciones antioxidantes, y también es rico en vitamina B, que aporta ácido fólico, muy adecuado para embarazadas para prevenir la anemia nutricional.

También contiene altos valores de vitamina A, que ya sabemos que es importante para la piel y para la vista.

 

Minerales y esenciales

Aquí hay una larga lista. El marisco nos proporciona:

  • - Hierro 
  • - Zinc   
  • - Selenio
  • - Magnesio
  • - Fósforo
  • - Calcio
  • - Potasio
  • - Sodio

Por ejemplo, nos encontramos con cantidades importantes de hierro en almejas, berberechos y mejillones, así como en los langostinos nos podemos encontrar con una buena cantidad de calcio.

Para los deportistas, el marisco es importante en su dieta, ya que aportan potasio, proteínas, sodio, magnesio y más micronutrientes que ayudan al sistema nervioso y muscular.

 

¿Todo bueno?

Bueno, todo no. Como todos los alimentos, el marisco tiene algunos aportes nutricionales que es bueno tener en cuenta según qué situaciones o estado de salud.

Por ejemplo, es aconsejable que los hipertensos consuman el marisco fresco para no añadir más sodio a la dieta, y las personas que tienen el colesterol alto tienen que tener cuidado a la hora de consumir langostinos y mejillones.

Es también destacable su alto contenido en ácido úrico, tan temido por los afectados por gota.

Pero como ves, estas pequeñas contraindicaciones apenas afectan si tenemos un poco de cuidado a la hora de consumir estos sabrosos frutos del mar.

 

Combinados, mejor

Como sabemos, muchos alimentos son más importantes hablando en términos de nutrición si los combinamos con otros productos que ayuden a la asimilación de elementos, como son algunos minerales.

Aquí algunos consejos generales que puedes seguir:

  • Nada de largas cocciones y frituras. No añadas grasas friendo el marisco y no lo cuezas demasiado, ya que perderán gran parte de sus nutrientes y propiedades.
              
  • Mézclalo con grasas buenas. Cocina o mezcla el marisco con aguacates o aceite de oliva que además ayudarán para asimilar las vitaminas A y E.
              
  • Aprovecha su efecto saciante y combínalo con vegetales frescos, arroz, frutos secos, semillas…
              
  • Añade zumo de limón, tomate o perejil a la receta. La vitamina C hará que nuestro cuerpo asimile mucho mejor el calcio y el hierro.

 

Ya sabes. El marisco no es solo un alimento sabroso y excitante, sino que además forma parte de un grupo alimenticio que debe formar parte de nuestra dieta habitual y no sólo eso, sino que es importante para ciertas dietas especializadas, como para deportistas y para aumentar el nivel de ciertos minerales esenciales para nuestro organismo.


Consumir marisco es disfrutar y ayudar a tu cuerpo.

 

Comparte este artículo:

Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

translation missing: es.general.search.loading